Stuart_Negro.pngEntrega en 1h en Barcelona por 6.90€ con Stuart

Escitalopram: efectos secundarios

Desde la farmacia Ferro Mauri somos conscientes de lo importante que es cuidar la salud mental y queremos explicarte en qué consiste uno de los fármacos antidepresivos más utilizados del momento. 

Se llama Escitalopram y es especialmente eficaz para tratar la depresión y diferentes trastornos de ansiedad. ¿Quieres conocer sus usos terapéuticos en profundidad y saber cuáles son los efectos secundarios de Escitaloprám? ¡Aquí te lo contamos! 

Qué es Escitalopram 

Dentro de los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, también conocidos como fármacos antidepresivos, se encuentra el escitalopram. Se trata de un fármaco indicado para el tratamiento de la depresión, con cuadros depresivos mayores, y trastornos de ansiedad como pueden ser la ansiedad social, el trastorno obsesivo-compulsivo o el trastorno de angustia (con o sin agorafobia). 

Este tipo de medicamentos, los llamados ISRSs, actúan sobre una parte del cerebro para aumentar su nivel de serotonina. Hablamos del sistema serotoninérgico, clave en el desarrollo de la depresión y de enfermedades similares.

Usos del Escitalopram 

El escitalopram, tal y como sucede con otros inhibidores parecidos, es efectivo para tratar síntomas asociados a la depresión y la ansiedad. De cualquier forma, hay que señalar que no todos los países tienen aprobado su uso en los mismos trastornos. 

Sea como sea, estos son los usos terapéuticos más frecuentes del fármaco:

  • Trastorno depresivo mayor. Uno de los usos adicionales del fármaco está relacionado con las alteraciones vinculadas a la depresión, como el trastorno obsesivo-compulsivo, el trastorno de ansiedad generalizada y la bulimia nerviosa. 
  • Trastorno de ansiedad generalizada. En este caso, sus efectos son rápidos y efectivos. De hecho, los pacientes suelen mostrar mejoras notables una vez pasados dos meses del tratamiento. 
  • Trastorno de pánico. Las personas que padecen esta enfermedad sufren periodos de angustia en los que aparecen síntomas asociados al miedo a morir, taquicardias o dificultades para respirar. 
  • Fobia social. Está relacionado con la interacción social y en este trastorno aparecen síntomas de evitación y ansiedad. Si el médico lo cree oportuno es posible prescribir, además de antidepresivos, ansiolíticos como benzodiazepinas y betabloqueantes. 
  • Trastorno obsesivo-compulsivo. También se emplea en el tratamiento de este trastorno, también llamado TOC, que tiene lugar cuando la persona tiene pensamientos obsesivos que le provocan ansiedad y alteraciones en la conducta. El escitalopram lo que hace es reducir el malestar del paciente. 

¿Cuáles son los efectos secundarios del Escitalopram? 

El Escitalopram puede acarrear algunos efectos adversos, aunque no todas las personas los padecen. Lo más importante es informar al médico tras su aparición. De cualquier forma, normalmente son leves y desaparecen a las pocas semanas. Lo que hay que pensar es que forman parte del tratamiento y que, en poco tiempo, el paciente empezará a sentirse mejor. 

A continuación vamos a enumerar aquellos efectos secundarios del Escitalopram en los que se requiere la visita al médico: 

Efectos secundarios poco frecuentes

  • Sangrados inusuales como gastrointestinales. 
  • Pérdida de pelo
  • Sangrado vaginal
  • Latidos del corazón rápidos
  • Hemorragia nasal
  • Disminución de peso
  • Alteración visual o dilatación de pupilas
  • Zumbidos en los oídos
  • Picores o urticaria
  • Agitación, angustia, nerviosismo, confusión o chirriar de dientes
  • Desmayos y alteraciones del sueño
  • Alteraciones del gusto
  • Hinchazón de brazos y piernas

Raros

  • Hinchazón en la piel o en diferentes partes del rostro
  • Dificultades respiratorias
  • Fiebre elevada, temblores, confusión, contracciones de músculos repentinas o temblores. 
  • Latidos del corazón bajos
  • Alucinaciones, agresión y despersonalización
  • Situaciones asociadas al suicidio 

En caso de experimentar los siguientes efectos adversos, es conveniente contactar con el médico o ir al hospital:

  • Convulsiones o ataques
  • Latidos del corazón irregulares o rápidos, o sensación de desmayo
  • Dificultades para orinar
  • Blanqueamiento de ojos y piel amarillenta como consecuencia de una alteración hepática o hepatitis. 

También se han presentado en pacientes los siguientes efectos adversos:

Efectos secundarios del Escitalopram muy frecuentes

  • Náuseas o mareo 

Frecuentes

  • Sinusitis o taponamiento nasal
  • Reducción o incremento del apetito
  • Aumento de peso
  • Dolores musculares y articulares
  • Fiebre y fatiga
  • Agitación, trastornos del sueño, ansiedad, mareos, temblores, picores en la piel o bostezos
  • Incremento de la sudoración
  • Estreñimiento, vómitos, diarrea o sequedad de boca 
  • Alteraciones sexuales como problemas con la erección, dificultades para alcanzar el orgasmo, disminución de la conducta sexual y retraso de la eyaculación. 

Frecuencia no conocida

Algunos pacientes han señalado que en algún momento han padecido los siguientes efectos:

  • Erecciones dolorosas
  • Mareos al ponerse de pie
  • Alteraciones en la función hepática
  • Movimientos involuntarios de los músculos
  • Flujo de leche en mujeres no embarazadas
  • Manías
  • Aumento de la orina excretada
  • Hinchazón de mucosas o piel 
  • Sangrado vaginal abundante tras el parto
  • Alteración del ritmo del corazón 
  • Trastornos de la coagulación (bajos niveles de plaquetas o sangrado de piel y mucosas)
  • Mareos, confusión, malestar y debilidad muscular asociados a la disminución de los niveles de sodio en sangre. 

Contraindicaciones del Escitalopram 

No está permitido tomar Escitalopram en las siguientes circunstancias:

  • Alérgico al fármaco
  • Si el paciente está tomando otros medicamentos para tratar la ansiedad o depresión
  • Si se padece desde el nacimiento alguna alteración en el ritmo del corazón o ha presentado en algún momento un episodio de este tipo
  • Si el paciente está tomando medicamentos para tratar alteraciones cardiacas o que puedan afectar al ritmo de los latidos del corazón. 

Es muy importante consultar al médico antes de tomar escitalopram e informarle en las siguientes situaciones:

  • Si el paciente padece epilepsia y se producen convulsiones o aumenta el número de ellas, el tratamiento debe pararse.
  • Al padecer insuficiencia renal o hepática, el médico puede ajustar la dosis.
  • Si el paciente sufre diabetes, el tratamiento podría alterar el control glucémico. 
  • En caso de desarrollar hemorragias o cardenales fácilmente.
  • Si está recibiendo tratamiento electroconvulsivo. 
  • Si presenta un nivel disminuido de sodio en sangre.
  • En caso de embarazo. 
  • Los pacientes que hayan sufrido un infarto cardiaco o los que padecen o han padecido algún problema de corazón. 
  • Al notar que los latidos del corazón son rápidos o irregulares, o al sufrir mareos o desmayos sentado o tumbado. 
  • Si el corazón late despacio en reposo.
  • Si el paciente ha tenido vómitos intensos o diarrea durante varios días. 
  • En caso de que haya usado diuréticos, es decir, medicamentos para orinar.
  • Si se entra en fase maníaca con actividad física excesiva, alegría desproporcionada o cambio rápido de ideas.
  • En caso de presentar dificultad para estar de pie o sentarse o sentir inquietud.
  • En caso de haber tenido pensamientos suicidas, la primera toma de contacto con antidepresivos puede aumentarlos hasta que empiece a hacer efecto. 

Comments