Envío GRATIS desde 60€ en 24/48 h laborables - *pedidos a partir de las 16h se envían el siguiente dia laborable.

Complementos alimenticios para la tercera edad

La tercera edad es una etapa vital en la que el cuerpo experimenta ciertos cambios que demandan un refuerzo de nutrientes específicos para preservar la salud en buenas condiciones. 

Filtrar (9 productos)

Laboratorio

Marca

Precio

5€ - 25€

Cuando hablamos de tercera edad, nos referimos a todas aquellas personas que superan los 60 años. A partir de esta edad, e incluso unos pocos años antes, la obtención de vitaminas por parte de nuestro organismo se vuelve menos efectiva de manera progresiva. Esto no quiere decir que se deba vivir irremediablemente con un déficit de nutrientes, sino que se puede y se debe identificar si se carece de un nivel adecuado de alguno de ellos y, en consecuencia, se aconseja prestar más atención a los alimentos que se incluyen en la dieta diaria.

Así mismo, se puede considerar si es necesario o, cuanto menos, recomendable un suplemento alimenticio que pueda ayudar a mejorar los parámetros nutricionales mínimos para tener unas condiciones de salud óptimas. 

¿Pero cuáles son esos posibles déficits nutricionales, qué los causan y qué suplementos se recomiendan para esta etapa vital? 

Todas las vitaminas son esenciales para nuestro cuerpo independientemente de la etapa vital que estemos atravesando, pero en el caso de la tercera edad, hay que reforzar aquellas vitaminas cuya absorción se ve afectada por el deterioro de ciertas funciones corporales. Hablamos principalmente de las vitaminas B9, B12, C, D y K. 

Concretamente, la vitamina B9 o ácido fólico, es una vitamina implicada en la síntesis de elementos tan básicos para nuestro organismo como, por ejemplo, la producción los glóbulos rojos de nuestra sangre. Un déficit de esta vitamina puede acarrear, unido a otros factores, problemas como la anemia, que provoca síntomas como la sensación de cansancio o debilidad, muy común entre las personas mayores.

Algunas fuentes naturales de vitamina B9 son todas aquellas verduras de hoja verde oscuro como las lechugas o las espinacas, pero también están las legumbres como las lentejas, frutos secos como las almendras o otros alimentos como el plátano, los huevos, algunos cereales, la leche y la mayoría de cítricos.

La vitamina B12, que podemos encontrar en alimentos como el pescado azul, las almejas, la leche o los huevos, está también involucrada en la producción de células sanguíneas y también está implicada en el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Una reducción significativa de esta vitamina puede provocar problemas de nervios e incluso depresión y es un factor de riesgo para el desarrollo de patologías como la demencia. Durante la tercera edad, o incluso algunos años antes, la absorción de esta vitamina empeora debido a la reducción de la segregación de jugos gástricos. 

El ácido ascórbico o Vitamina C funciona como un potente antioxidante para nuestro cuerpo que ralentiza el envejecimiento de nuestra piel y el deterioro muscular, a la vez que mejora nuestro sistema inmunológico, potencia la reparación de los tejidos dañados y favorece la cicatrización.

También está relacionada con la disminución de riesgo en patologías cardiovasculares al reducir la acumulación de colesterol LDL (el que conocemos como colesterol “malo”). Uno de los principales factores que provocan un déficit de vitamina C es el tabaquismo. Algunas fuentes de vitamina C: la guayaba, el kiwi, las fresas, la col rizada, las coles de Bruselas, el brócoli, los pimientos, las hierbas aromáticas como el perejil, entre otros.  

La vitamina D es aquella que, de forma natural, sintetizamos mayoritariamente a partir de la luz solar a la que nos exponemos. Con los años, conforme nos hacemos mayores, tendemos a reducir la exposición al sol y esto suele ser un factor que hace disminuir los niveles de esta vitamina.

La vitamina D es muy importante para nuestro cuerpo porque está íntimamente relacionada con la absorción de calcio. Esto quiere decir que, para poder tener unos huesos sanos, es imprescindible compensar un déficit de vitamina D, en especial en el caso de las mujeres. Por suerte, existen suplementos alimenticios que pueden solventar este problema, pero también vale la pena recordar que podemos encontrar fuentes de vitamina D en alimentos como los champiñones, el hígado de ternera, los lácteos o pescados como el salmón o el atún.

Por último, la vitamina K, también relacionada con la buena salud de los huesos, tiene como misión principal optimizar la efectividad del proceso de coagulación y circulación de la sangre evitando, entre otros, posibles problemas de cierre de heridas y sangrados demasiado abundantes.

Por otro lado, tiene atributos antioxidantes y ayuda a prevenir enfermedades del sistema nervioso como el Alzhéimer. Más allá de la suplementación específica, ¿en que alimentos encontramos de forma natural esta vitamina? Pues son fuentes de vitamina las espinacas, el hígado de ternera, el té verde, los espárragos, el queso, la col o el brócoli.

Ahora que ya conoces cuales son las vitaminas esenciales a las que hay que prestar atención en esta etapa, te alegrará saber que existen complementos dietéticos que cubren estas necesidades básicas a la perfección.

Un ejemplo: la gama Meritene Fuerza y Vitalidad de Nestlé, disponible en varios formatos y sabores como café, vainilla, chocolate o fresa. Encontrarás todos ellos en nuestra farmacia.

¿Te ha quedado alguna duda? ¡No dudes en contactarnos! Aquí te dejamos algunas preguntas frecuentes de nuestros clientes:

¿Cuál es el mejor complemento alimenticio?

El mejor complemento alimenticio es aquel que cubra las necesidades básicas nutricionales de nuestro cuerpo. Es decir, un multivitamínico completo con amplio espectro de vitaminas como la gama Meritene Fuerza y Vitalidad de Nestlé, disponible en varios formatos y sabores.

¿Qué vitaminas se le puede dar a un anciano?

Recomendamos un refuerzo de vitaminas B6, B12, C, D y K para garantizar una buena base para poder mantener un buen estado de salud durante la tercera edad. 

¿Cuál es la marca de vitaminas más completa?

Existen muchas marcas, nosotros recomendamos Meritene de Nestlé, Ensure Nutrivigor o Bion 3, que encontrarás en nuestra farmacia. Productos que podemos garantizar que son muy completos.

¿Cuáles son los complementos de la alimentación?

Los complementos de alimentación son productos presentados en diversos formatos como batidos o sobres que contienen un complejo de nutrientes multivitamínico que garantiza la cobertura de las necesidades básicas de nuestro organismo.

¿Cuál es la mejor marca de suplementos vitamínicos?

Trabajamos con muchas marcas, pero los más valorados son la gama Meritene de Nestlé, disponible en varios formatos y sabores. 

¿Cuál es el mejor complemento alimenticio para adultos mayores?

Aquel que garantice un aporte básico de vitaminas B6, B12, C, D y K para solventar los déficits habituales que se produce durante la etapa de la tercera edad.