Envío GRATIS desde 60€ en 24/48 h laborables - *pedidos a partir de las 16h se envían el siguiente dia laborable.

Probióticos y Prebióticos

¿Has oído alguna vez aquello de que el intestino es nuestro segundo cerebro? Tiene más sentido de lo que pueda parecer. El aparato digestivo posee la segunda concentración más alta de neuronas en nuestro organismo y no solo eso: en este mismo lugar se producen más de la mitad de sustancias químicas como la serotonina y la dopamina que tienen un importante papel en nuestro bienestar físico y mental. Por ello, es muy importante cuidarlo y mantenerlo en buena forma. ¿Y como cuidamos de nuestro intestino? Prestando atención al equilibrio de nuestra microbiota, también conocida como flora intestinal, que es algo así como el ecosistema de microorganismos que habita en nuestro intestino y nos ayuda en funciones digestivas y metabólicas tan necesarias como la absorción de nutrientes y la producción de vitaminas, así como en la potenciación del sistema inmunológico, entre otras. Es aquí donde entra en juego la suplementación con probióticos (microorganismos vivos “buenos”) y prebióticos (el “sustrato” para alimentar a los probióticos) para ayudar a nuestro organismo a encontrar este equilibrio en la microbiota intestinal.    

Filtrar (26 productos)

Laboratorio

Precio

5€ - 45€

Es común encontrar cierta confusión a la hora de diferenciar entre probióticos y prebióticos. Si bien son elementos complementarios, es importante discernir entre un concepto y otro para poder aprovechar sus distintos beneficios:

Los probióticos se podrían definir como microorganismos vivos, bacterias o levaduras que, al introducirse en nuestro sistema digestivo en la proporción adecuada, nos benefician al equilibrar nuestra flora intestinal. Sus propiedades acidificantes facilitan la digestión y, por otro lado, al multiplicarse, equilibran la proporción de bacterias saludables, frenando la concentración de aquellas otras que pueden ser patógenas y perjudiciales, ejerciendo así una función inmunológica intereserante. Un probiótico que recomendamos: Profaes4 Inmune-C 

Los prebióticos, en cambio, son una fibra que sirve de alimento específico para los probióticos al fermentarse y liberar ácidos grasos. Los prebióticos propician el crecimiento de los microorganismos y estimula su actividad en el intestino. Además, esta fibra mejora el tránsito intestinal.

Con todo, el uso de estos componentes puede ser una herramienta poderosa para cuidar de nuestra salud gracias a sus muchas aplicaciones para reducir los efectos en patologías comunes como pueden ser la prevención de la diarrea después de la toma de antibióticos, mejorar los síntomas del colon irritable y la colitis, entre otras. 

En nuestra farmacia disponemos de prebióticos y probióticos en distintos formatos, consulta con nuestro equipo si tienes alguna duda y te orientaremos para que adquieras el más adecuado para tu caso. Estas son algunas de las preguntas que nos hacen algunos de nuestros clientes:

¿Qué es mejor tomar prebióticos o probióticos?

Las funciones de los probióticos y los prebióticos es distintas. Los primeros son microorganismos vivos que introducimos en nuestra flora intestinal para equilibrarla y los segundos son el “alimento” de estos microorganismos. Por tanto, no hay unos mejores que otros, simplemente la suplementación de un tipo y otro tienen un objetivo distinto y, en cualquier caso, son complementarias. 

¿Dónde encuentro probióticos y prebióticos?

Dispones de distintos productos en diferentes formatos, como pueden ser comprimidos o gotas, que contienen dosis recomendadas de probióticos y también prebióticos para suplementar-te adecuadamente. En nuestra farmacia encontrarás distintos modelos. ¡Si tienes cualquier duda, puedes consultarnos!

¿Qué hacen los probióticos en el cuerpo?

Los probióticos son microorganismos beneficiosos para nuestro organismo. Su función es equilibrar nuestra flora intestinal para ayudarnos en distintas funciones como pueden ser la absorción de nutrientes o potenciar el sistema inmunitario, entre otras.

¿Cuándo se deben tomar probióticos?

Debemos tomar probióticos siempre que sospechemos que podemos tener debilitada nuestra flora intestinal o para prevenir posibles daños causados, por ejemplo, por un tratamiento de antibióticos. Son muchos los escenarios en los que la toma de probióticos nos puede beneficiar, sin embargo, es muy importante respetar las dosis recomendadas para no desequilibrar nuestra microbiota intestinal. 

¿Qué enfermedades curan los probióticos?

Los probióticos ayudan a paliar los efectos del colon irritable, de la colitis ulcerosa y también ayuda a tratar algunos tipos de eccemas producidos por la dermatitis atópica en embarazadas, por ejemplo. Por otro lado, son muy efectivos para prevenir la diarrea producida por la toma prologada de antibióticos que afectan a nuestra flora intestinal.